MENÚ SEMANAL

Alimentación sana y ligera para todos los miembros de la comunidad.

El principal factor que contribuye al normal crecimiento y desarrollo del niño es la alimentación. Por ello, es muy importante ofrecer al niño una dieta equilibrada, suficiente y atractiva que contenga todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

La primera infancia es determinante en el aprendizaje de hábitos saludables y la formación de pautas alimentarias correctas, que serán decisivas a lo largo de la vida.

Tener un estilo de vida saludable desde pequeños nos prepara para una mejor calidad de vida adulta, reduciendo las probabilidades de tener problemas de salud, de comportamiento, de atención e incluso de sueño.